El recebo del césped

BY IN Blog 1 COMENTARIO , , ,

En el post de hoy vamos aprender a hacer el recebo del césped, esta es la tercera parte de los post «La resiembra y la recuperación del césped».

Hacer un buen recebo en el césped, una vez aireado y escarificado, es muy importante si deseamos tener un césped denso y sano para todo el año, mi consejo es siempre realizar esta labor, ya que luego nos veremos recompensados.

Una vez que hemos aireado el césped y hemos dejado la superficie del mismo llena de agujeros que le van a ayudar a respirar mejor, si lo dejamos así, no tardará mucho tiempo en que estos agujeros se tapen y volvamos al estado anterior, con lo que los beneficios que hemos conseguido serán a muy corto plazo.

Sin embargo, si efectuamos un buen recebado vamos a conseguir alargar durante todo el año los beneficios de esta acción.

¿En qué consiste el recebado?

El recebado consiste en aportar una capa de arena de sílice mezclado con mantillo, esto conseguirá rellenar los agujeros con esta mezcla que hará que no se compacten, aumentando su resistencia mecánica y logrando que el suelo drene mucho mejor, incorporando una gran cantidad de materia orgánica directamente a las raíces, lo que favorecerá su crecimiento. La granulometría adecuada de la arena de sílice es de 0,25 u 1mm.

Para superficies pequeñas de terreno lo podéis hacer fácilmente con un rastrillo o con una pala, extendiendo uniformemente por toda la superficie, si vuestra pradera de césped es más grande deberéis de comprar una carretilla abonadora con la que podréis abarcar muchos más metros en menos tiempo, ya que con un simple paseo de 30 minutos se receban entre 100 y 150 m2 de terreno.

El recebado con arena de sílice y mantillo  es perfecto para rellenar esas zonas que nos han quedado más profundas y donde se nos acumula el agua o, esas pendientes que se han producido al erosionarse el suelo, etc, para nivelar es genial y además mejoraremos el drenaje de toda la pradera.

Si antes del recebado efectuamos una pequeña resiembra (que no será la definitiva) conseguiremos, además, que en todos los agujeros que hemos hecho crezca césped de una gran calidad.

En muchas tiendas y viveros os recomendarán echar junto con el recebo un famoso abono mineral complejo denominado 15-15-15. No cabe duda de que, en principio, estos fertilizantes químicos van a funcionar muy bien a corto plazo, pero a la larga, debilitarán nuestro césped, haciéndolo más propenso a plagas, malas hierbas y al calor del verano.

Tener en cuenta que, este tipo de fertilizantes, que también se han utilizado mucho en agricultura y que ya están empezando a dejar de usarse, rompen el equilibrio natural del suelo, salinizándolo y empobreciéndolo año tras año, hasta conseguir que nuestro suelo sea un suelo muerto.

Siempre para realizar el recebo o cualquier tipo de abonado utilizar abono orgánico, nuestro césped saldrá ganando, estará más sano y será más fuerte, es verdad que es más cómodo fertilizar con químico, es más rápido, no huele, no te manchas, es de efecto inmediato, etc, pero a la larga no vale la pena, este quizás ,sea uno de los mejores consejos que demos respecto a este tema en este blog, depende de vosotros tomar la decisión adecuada.

One Comment